Los Espacios Naturales de Ciudad Real

Ciudad Real desde la Atalaya 5 2015 (2)

El camino de la Atalaya 5 2015 (3)

Ciudad Real cuenta con unos magníficos y poco conocidos espacios naturales muy cerca de su núcleo urbano. A sólo 4 km al norte está el Parque Forestal de La Atalaya, a 1 km del río Guadiana.

Ciudad Real desde la Atalaya 5 2015 (5)

Así como una extensa Red de Caminos Medievales, como el de Santiago,  La Cañada Real Segoviana, La Ruta de Don Quijote o el Camino de Moledores, que comunican el municipio, con interesantes parajes o fortalezas como la de Calatrava La Vieja a 16 km de Ciudad Real.

2015-05-17 14.01.03

Camino de Calatrava con De Moledores (2)

A 8 Km está la Vega del Guadiana a 1 km del Parque Arqueológico de Alarcos.

Vista de La Vega del Guadiana desde el castillo de Alarcos.

CIMG2060

2015-05-17 14.25.32El Puente de Hierro 2014Laguna de la Posadilla  (2)GuadianaVega del Guadiana desde Alarcos en julio 2012

Guadiana primavera 2011 desde Alarcos

A 3 km de este en dirección Oeste el volcán apagado de La Laguna de la Posadilla, en la pedanía de Valverde.

Laguna de la Posadilla (1)

El Volcán de La Posadilla .

Anuncios

LA ERMITA DE ALARCOS DE CIUDAD REAL

 

Fachada

Se encuentra en un cerro a 8 km del centro de Ciudad Real, dentro de su término municipal por la carretera N-430.

Es una ermita que fue mandada construir como iglesia por el Rey Alfonso VIII de Castilla en el siglo XII en estilo Románico rural con columnas Bizantinas, su Portada se conserva en la Catedral de Ciudad Real siendo conocida cómo “La Puerta del Perdón”.

Fue destruida por los Almohades tras la derrota de Alarcos en julio de 1195, está situada a 8 km del centro de Ciudad Real en lo que fue el origen de Ciudad Real y es el único resto del repoblamiento de Alarcos, proyectada del Rey de Castilla Alfonso VIII  tras la batalla de Las Navas de Tolosa como iglesia Gótica Cisterciense, tiene añadidos de los siglos XV y XVII.

Alarcos 18 7 2015 (4)

Conserva en su interior algunos elementos Tardorománicos en fustas de Capiteles tales como demonios y personajes medievales.

Cara Tardorománica en Capitel Nave de la Epístola

 Pórtico

Pórtico  Antiguas Columnas con Capiteles de Influencia Bizantina en foto de los años 70 hoy desaparecidos por Robo

figura-romanica-en-base-de-columna-a-la-entrada-de-la-nave

Decoración Gótica en la Portada principal

Marca de Cantero en forma de Triángulo equilátero

Demonio en Capiteles

Artesonado  con los escudos de los Reyes Católicos siglo XV

DSCF3974La Ermita de Alarcos2015-01-22 11.44.152015-01-22 11.37.53

 Rosetón Gótico

Portada

La Portada Original fue mandada llevar a la Iglesia de Santa María de Ciudad Real, hoy Catedral, por el Rey de Castilla y León Alfonso X, se llama Puerta del Perdón.

Reconstruida tras la batalla de las Navas de Tolosa en 1212, tiene elementos del siglo XIII como el ábside y arco de entrada, es de planta Basilical y consta de tres naves separadas por pilares, algunos los capiteles tienen figuras humanas  de estilo románico que tienen muchas semejanzas con las de la iglesia de Santiago Apóstol de Ciudad Real, su artesonado mudéjar también guardaba semejanza con el de Santiago Apóstol. Destaca su Rosetón Gótico de Tracería formado por 19 lóbulos de rosetas enmarcado en un cuadro.

Mide 30 metros de largo y 15 metros de ancho.

Fue declarada Monumento Nacional en el año 1980.

Su artesonado original se perdió con el Terremoto de Lisboa de 1755 y la ermita fue quemada por las tropas Napoleónicas en marzo de 1809. En 1936 fue destruída su Virgen Gótica de Alarcos.

En ella tiene lugar la romería de la Virgen de Alarcos cada Lunes de Pentecostés.  Subida de la Virgen 2016: https://youtu.be/NEHspMMc1Gg

Romería de Alarcos

https://youtu.be/WFDnee5oXa0

Procesión de la Virgen de Alarcos

La talla de la Virgen de Alarcos es obra de los  Escultores Rausell y Llorens,

El Altar

En ésta Ermita de Alarcos, se celebra todos los años, durante una Semana, Los Conciertos de Música Medieval de Alarcos,  a partir del 19 de julio.

Festival Alarcos 18 7 2015 (3)

nave-central-de-la-ermita-de-alarcos Vista de la Nave Central  Capitel RománicoGrabado de la Ermita de Alarcos en el siglo XIX Vista en el siglo XIX

EL PARQUE ARQUEOLÓGICO DE ALARCOS EN CIUDAD REAL

http://maps.google.es/maps?hl=es&q=Ciudad+Real&ie=UTF8&hq=&hnear=Ciudad+Real,+Castilla-La+Mancha&gl=es&ll=38.973823,-3.924179&spn=0.105963,0.219383&t=h&z=12

 

Está en el término Municipal de Ciudad Real, a 8km del Centro de Ciudad Real por la Carretera N-430.  Está en España, en la Comunidad de Castilla-La Mancha, a 120 km al sur de Toledo y a 200 km al sur de Madrid.

Se compone de un yacimiento Ibero de 3.000 años de antigüedad, un castillo del siglo XII y una ermita del siglo XIII.

Aquí tuvo lugar una importante batalla en 1195 entre las tropas del Rey de Castilla Alfonso VIII y las del Emir de Sevilla Yusuf II.

Horarios y Precios: De miércoles a domingo en horario de mañanas, viernes y sábado, hasta las 18 horas en invierno y de 18 a 20 horas en verano. La Entrada General al yacimiento es Gratis de momento, incluída la Ermita de Alarcos.

Sea accede, cómo se ve en el Mapa, desde Ciudad Real por la N-430 girando a la izquierda y Subiendo por el camino el CERRO a la altura el Letrero P.A Alarcos a 200 Metros. O siguiendo la N-430 y girando en la Raqueta a la Izquierda y girando a la izquierda en el Puente, en dirección a Poblete.  

VER VIDEO de la Historia del Yacimiento Ibero de Alarcos:

http://www.youtube.com/watch?v=R5dgb5vMqPw

 Barrio Ibero  barrio-ibero de Alarcos Esfinge ibera de Alarcos Esfinge Ibera de Alarcos Museo Provincial de Ciudad Real

CIMG0425

Vasija Ibera de Alarcos Cerámica Ibera de Alarcos

Falcata ibera de Alarcos Falcata Ibera de Alarcos

Tesoro del Príncipe Ibero de AlarcosTesoro del Príncipe Ibero de Alarcos, Museo Provincial de Ciudad Real

Reconstrucción casa Ibera de Alarcos

CIMG0421

Exvotos Exvotos ibericos de Alarcos

casas-iberas

vista-poblamiento-ibero de Alarcos Barrio Ibero donde se puede apreciar lo elaborado de su construcción:  Calles Rectas Adoquinadas; hace 3000 años las casas eran rectas. y con amplias habitaciones hechas de piedra.

Ha sido habitado desde 3.000 años antes de Cristo hasta finales del siglo XVI.

Fue desde la Edad del Hierro, primero un  Poblado en Altura Ibero de la Tribu de los Oretanos, después fue el “Oppidum” o población vasalla de Roma de Lacurris citada en las fuentes griegas como el Historiador Ptolomeo en su obra “Las Tablas”, dotado de un importante Santuario Ibérico,  del cual han aparecido importantes restos arqueológicos y materiales, posible Castrum Romano, conocido por epigraficamente por “Lacurris” o también “Publium Castrum”, nos da una importante pista la lápida romana aparecida a principios del siglo XX con el nombre de P. Cornelio Larcuritano…se conocen lápidas y objetos romanos de los siglos III y IV después de Cristo aparecidos en las cercanías del cerro y en el río Guadiana en dirección a Badajoz.

Alcanzó su esplendor de poblamiento y desarrollo entre los siglos V al III A.C

Su Templo fue utilizado hasta el siglo I después de Cristo.  En su Santuario Ibero, han aparecido cerámicas de los Iberos Turdetanos y Vastetanos, además de Griegas y Romanas.

Los Hallazgos Arqueológicos Iberos hechos en Alarcos, de Gran Importancia que lo sitúan entre los primeros Yacimientos Ibéricos de España, están Depositados y Expuestos en el Museo Provincial de Ciudad Real, de visita Gratuita.

Según la Fuente de primera mano del historiador ciudadrealeño Antonio Blázquez, que publicó en 1916 en la Revista de la Academia de la Historia de España, en el Tomo LXIX páginas 506-508 un articulo con el titulo de “Inscripción romana hallada cerca de Alarcos”, que en 1915 había sido testigo del hallazgo en las cercanías de Alarcos en torno al Guadiana de un lápida funeraria con inscripciones en latín y del tipo romana.

Cuyo texto empezaba así:

“Crispino, siervo de Marcio, aquí yace. Querido fue de los suyos. Seáte la tierra ligera, Dionisio le hizo este Monumento…”

Casí todos los restos arqueológicos encontrados en el Poblado Ibero estan depositados en el Museo Provincial de Ciudad Real.

http://www.patrimoniohistoricoclm.es/museo-de-ciudad-real/multimedia/imagenes/

Siglos después fue poblado Almorávide, Castillo Templario desde 1147 a 1158, poblado Almohade y núcleo de repoblación con el Rey Alfonso VIII de Castilla, del que nos han llegado un castillo y una ermita.

Como curiosidad, el Casino de Ciudad Real tiene la base de sus muros exteriores reforzada con los sillares del Castillo de Alarcos.

The Archaelogical Park of Alarcos offers a visit of Iberian remains (V BC). The Medieval city of Alarcos 12 Century and te Gothic hermitage of Alarcos (14 Century).
After the walk, te visitor has the posibility of assimilating all the information in the Museum of Alarcos and in the Museum Provincial in Ciudad Real, where original remains.

Le Parc Archéologique d’Alarcos propose une visite des vestiges ibériques (V AC), la cité médiévale d’Alarcos du XII siècle et le ermitage gothique d’Alarcos du XIV siècle.  Après la visite, le visiteur a la possibilité d’assimiler toutes les informations dans le Musée d’Alarcos et le Musée Provincia de Ciudad Real, où se trouven plusieurs pieces originales.

 Ermita de Alarcos (VER ERMITA DE ALARCOS) https://ciudadreal.wordpress.com/2009/05/02/la-ermita-de-alarcos/

Este cerro es el origen de Ciudad Real, está situado en un Paraje a 8 Km de Ciudad Real por la carretera N-430, dentro de su término municipal.

Fue visitado en el siglo XV por Garcilaso de la Vega que estuvo un tiempo en el cercano castillo de Caracuel.

A principios del siglo XX el poeta Ruben Darío lo visitó.

En la segunda semana de julio tiene lugar en él el prestigioso Festival de Música Medieval.

 Antigua Puerta del Recinto de la ermita de Alarcos.

Aqui tuvo lugar el 19 de julio del año 1195 la batalla de Alarcos, VER AQUÍ LA BATALLA DE ALARCOS :   https://ciudadreal.wordpress.com/2008/04/21/la-batalla-de-alarcos/

Podemos encontrar un Castillo, un recinto amurallado, una Ermita y un poblado Ibero. Desde el año 2003 es un Parque Arqueológico gestionado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Ciudad Real, en el que se realizan excavaciones arqueológicas en campañas de verano. En las cercanías del Cerro de Alarcos y desde principios del siglo XX han aparecido restos romanos como lápidas funerarias y columnas de mármol blanco en la cercana Finca “Villadiego”.  Hay indicios de presencia romana:

Según el historiador ciudadrealeño Antonio Blázquez, que publicó en 1916 en la Revista de la Academia de la Historia de España, en el Tomo LXIX páginas 506-508 un articulo con el titulo de “Inscripción romana hallada cerca de Alarcos”, que en 1915 había sido testigo del hallazgo en las cercanías de Alarcos en torno al Guadiana de un lápida funeraria con inscripciones en latín y del tipo romana.

El  texto empezaba así:

“Crispino, siervo de Marcio, aquí yace. Querido fue de los suyos. Seáte la tierra ligera, Dionisio le hizo este Monumento…”

También el periódico ciudadrealeño Lanza en los años 50, publicó un articulo acerca del asentamiento romano en Alarcos denominado “Publium Castrum”.

Muro exterior Castillo de Alarcos  El Castillo de Alarcos

   Puerta tapiada del Castillo de Alarcos Puerta tapiada del Castillo

 Muralla castillo de Alarcos  Comparativa de Ruinas y Reconstrucción

 Cementerio Almohade (2)Cementerio AlmohadeLápida AlarcosLápida cristiana

Hace años apareció un Sarcofágo  como este          001en el interior castillo de Alarcos

LA HISTORIA DE CIUDAD REAL

 

Carta Puebla de Ciudad Real   

   La CARTA PUEBLA de Ciudad Real 20-2-1255, depositada en el Archivo Histórico Municipal de Ciudad Real,  (TRANSCRIPCIÓN DE LA CARTA PUEBLA: https://ciudadreal.wordpress.com/2009/10/28/la-carta-puebla-de-ciudad-real/ 

      La Historia de Ciudad Real comenzó el 20 de febrero de 1255, cuando el Rey de Castilla y León Alfonso X otorgó Carta Puebla a la aldea llamada Pozuelo de Don Gil, aldea de la que se tienen datos desde al menos el año 1088, pasando a llamarla desde ese momento Villa Real.

Antes de Villa Real, había existido durante casi 1000 años un  poblado Ibero en el Cerro de Alarcos, conocido por el Oppidum o poblado federado a Roma de Lacurris por las fuentes clásicas romanas y citado por los griegos, a 8 Km de Ciudad Real, dicho poblado tuvo su apogeo  desde el siglo V antes de Cristo hasta el siglo I.

Vista Poblamiento Ibero desde arriba MVista del yacimiento Ibero de Alarcos, origen de Ciudad Real.

Hasta el año de la fundación de Villa Real en que la población de Alarcos se trasladó a la nueva Villa Real en 1255,  durante los siglos XI y XII se intentó repoblar el cerro de Alarcos, pero después de constatarse el fracaso de los varios intentos de repoblación del Cerro de Alarcos y su Villa ya desde 1178 por parte de los Reyes de Castilla Alfonso VII, VIII, Fernando III y Alfonso X. De hecho la paradoja es que el Pozuelo de Don Gil era una aldea de la Villa de Alarcos que cada vez tenía más pobladores, mientras que la Villa de Alarcos iba perdiendo población, esto y la facilidad de agua y espacio fue lo que decidió al Rey Alfonso X a trasladar la Villa de Alarcos a su pedanía de del Pozuelo de Don Gil.

 

Alfonso X había pasado algunas veces por la aldea del Pozuelo de Don Gil camino de Córdoba, donde había parado con su esposa Doña Violante a descansar en casa de los descendientes del Caballero Don Gil Ballesteros, que desde la batalla de Las Navas de Tolosa en 1212 ostentaba el Señorío la aldea del Pozuelo de Don Gil, incluída en la villa de Alarcos. Alfonso-X "El Sabio"

    Comenzó Alfonso X por darle a la nueva Villa Real un Alfoz o término municipal, compuesto por las aldeas de Ciruela, Villar del Pozo, Higueruela, Poblete y Alvalá. La idea era tener un centro comercial y administrativo de la Corona en medio de los territorios de las pujantes y rebeldes Ordenes Militares. En sus palabras “Que fuera Cabeza de toda aquella tierra”. La nueva villa se dividió en 3 zonas, una para cada religión, la cristiana, la judía y la musulmana. Para que asentó judíos de Toledo como comerciantes.

Puerta judía del siglo XIV

Recreacción del Otorgamiento de Carta Puebla a Ciudad Real

https://www.youtube.com/watch?v=iF5kZLIMsjk

     Para la nueva Villa, mandó que se construyera en torno a ella una muralla, o Cerca, en forma de ovalo, de piedra en unos puntos y de tapial en otros, con siete puertas; ésta se pobló con gallegos, asturianos y vascos, traídos por sus señores al amparo de los privilegios del Rey Alfonso X, más tarde se añadieron castellanos y navarros.

 

 2015-04-22 13.50.46

Cerca y Torre

Desde el principio tendrá la hostilidad de las Ordenes Militares y  el apoyo de la Corona. Esto se verá traducido en enfrentamientos muy sangrientos que durarán años y  que harán mediar a la Corona para parar la guerra entre Ciudad Real y Miguelturra en las conocidas como las Concordias de 1267, entre Villa Real y la Orden de Calatrava.

 

LA EDAD MEDIA

 

     Un  25 de julio del año 1275 moría en Villa Real uno de sus más insignes residentes, el Infante Don Fernando de la Cerda, primogénito de Alfonso X siendo enterrado en el Monasterio de San Francisco de Ciudad Real durante un tiempo.

En el año 1302 Villa Real se unió a la Santa Hermandad de Talavera de la Reina y Toledo, que tuvo su cárcel enfrente de la iglesia de San Pedro hasta el año 1934 y que encabezará la lucha contra el bandidaje en los Montes de Toledo y los salteadores de caminos que asaltaban a los comerciantes camino de Andalucía hasta su disolución en 1835.

Arco del Pozo del Concejo Siglo XIII

Puerta del Pozo del Concejo

En el año 1328 tuvo lugar la batalla de “Malas Tardes” entre Villa Real y Miguelturra resultando vencedora Villa Real y dando por terminado el conflicto entre ambas localidades. En esta época se terminan la Puerta de Toledo y la iglesia de Santiago Apóstol. https://ciudadreal.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=33&action=edit&message=1

la-iglesia-de-santiago-apostol

    En 1346 Alfonso XI reunió en el Alcázar Real de Villa Real a las Cortes de Castilla, máximo órgano de representación de las ciudades y la nobleza de España, para elaborar el “Ordenamiento de Villa Real”, compilación de las Leyes de la Corona.

El 29 de junio del año 1420 el Rey de Castilla Juan II le concedía a Villa Real el titulo de Ciudad en premio a su apoyo en la guerra civil dinástica, al salvarle con su Milicia de un secuestro en un castillo, otorgándole escudo con la leyenda “Muy Noble, Muy Leal”.  

En 1451, nace el insigne Caballero ciudadrealeño Hernán Pérez del Pulgar y Osorio, del que se conserva su Partida de Nacimiento de en la iglesia de La Merced de Ciudad Real, que lucharía en la conquista de Granada y llegaría a ser la mano derecha del Gran Capitán en las guerras de Italia.

fachada

En 1474 registra el asedio y toma del Alcázar por los Calatravos durante la Guerra Sucesoria Castellana iniciada en 1474 entre Isabel I de Castilla y León y Juana “La Beltraneja”.

En 1475 se confirman los privilegios de la Hermandad Vieja de Ciudad Real por parte de los Reyes Católicos.

 Durante el reinado de los Reyes Católicos Ciudad Real fue una ciudad comercial importante, contando con 10.000 habitantes, todo un logro para la época, lo que hizo que se decidieran estos por Ciudad Real como sede de sus nuevas instituciones administrativas.

Así se fundaran en Ciudad Real el primer Tribunal del Santo Oficio de España, pues la judería de Ciudad Real era de las más grandes de Castilla, que se instalaría en 1483 y la Real Chancillería, órgano de gobierno de la Corona y Tribunal Superior del Reino, de la que sólo había dos en España, en 1494. En este periodo se terminará la iglesia de San Pedro y se reformará la de Santa María, futura Catedral. De esta época es el Sepulcro del Chantre Coca en San Pedro.

En 1488, los Reyes Católicos donarán a Ciudad Real la Casa del Arco de la Plaza Mayor, confiscada al Rabí Alvar García, para que fuese el Ayuntamiento.

 Casa del Arco primer Ayuntamiento

LA EDAD MODERNA

    En la Revuelta nacionalista de los Comuneros contra el Emperador alemán Carlos V, Ciudad Real participará en un primer momento, ya que el movimiento Comunero se generó en Castilla como una reivindicación de los derechos de la nobleza a la hora de elegir al monarca ya que por primera vez el monarca era extranjero, tras fallar el movimiento en Toledo, Ciudad Real acabará por acatar la autoridad del Emperador Carlos V como el rey Carlos I de España, que en premio les concederá el llevar su escudo en la Puerta de Alarcos.

En 1618 serán expulsados los Moriscos de Ciudad Real lo que le causará un grave perjuicio del que tardaría mucho en recuperarse, al perder gran parte de sus artesanos de paños y agricultores cualificados. Por esta época comienza a funcionar la red de los molinos bataneros del Guadiana que tanta riqueza generarían hasta el siglo XVIII.

En 1691 se creará la Provincia de la Mancha, con capital en Ciudad Real lo que vendrá a paliar en parte el perjuicio de la expulsión de los moriscos. Entre los siglos XVI y XVII tendrán lugar las fundaciones de los Conventos y Monasterios de las Carmelitas, Franciscanas y Mercedarios Descalzos.        

En 1738 se funda la Iglesia de la Merced, que pasa bajo el Patronato de Carlos III algo más tarde.

A mediados del siglo XVIII en el Catastro del Marqués de la Ensenada de 1751, Ciudad Real presenta una cifra de 7.650 habitantes, normal para la época.

Entre los años 1750 y 1761 Ciudad Real perdió la Capitalidad de la Provincia de La Mancha en favor de la villa de Almagro hasta que una Real Orden del Rey Carlos III le devolvió la capitalidad.Ciudad Real siglo XVII

 En 1755 un terremoto derruirá gran parte de los edificios entre ellos el Ayuntamiento, el techo de la iglesia de San Pedro y el Campanario de la iglesia de Santa María.

Como fruto de la Ilustración, en 1796 se inaugurará el primer Hospital de Ciudad Real, sufragado por el Cardenal Lorenzana y auspiciado por Carlos III,  la Real Casa de la Caridad.

En 1797 se propondrá al Consejo de Castilla la creación en Ciudad Real de una Sociedad Económica de Amigos de Ciudad Real, pero será rechazada por no reunir los requisitos, además en aquel momento ya existían 11 en toda España y su momento ya había pasado.

LA EDAD CONTEMPORÁNEA

 

Con la Invasión napoleónica de España de 1808 Ciudad Real conocerá la guerra y la ocupación, tras la proclamación de la guerra contra Napoleón en el ayuntamiento el 5 de mayo de 1808 y la formación del Regimiento de Milicias Provinciales de Ciudad Real que luchó en la batalla de Bailén y en el que combatió el futuro guerrillero ciudadrealeño Manuel Adame “El Locho”; en el año 1809 entre los días 26 y 27 de marzo, tuvo lugar entre el río Guadiana y el cerro de la Atalaya, en Ciudad Real, la Batalla de los Puentes del Guadiana entre las tropas Imperiales de Napoleón y las fuerzas Milicia Provincial de Ciudad Real y unidades del Ejército Español; después de la derrota española los franceses entran en Ciudad Real usando la Casa  de la Caridad como Cuartel de Caballería y de Ingenieros y demoliendo todas las casas a su alrededor en varias manzanas para crear parapetos defensivos, destruyendo así gran parte de la Judería.

Fusilero Milicia Ciudad Real

Fusilero Milicia de Ciudad Real 1809

En Ciudad Real se formará por parte de los notables locales una Junta Popular para sustituir al gobierno francés que a su vez pondrá un Ayuntamiento Interino nombrado por su Comandante Militar de ocupación, los franceses no se iran hasta 1813. También en 1811 se formará un Escuadrón de Húsares de Caballería con gente de Ciudad Real y Miguelturra para tratar de reconquistar Ciudad Real y hacer acciones de Guerrilla contra las tropas Francesas de Ocupación.

Como consecuencia de la invasión francesa, en 1810 Ciudad Real pasará de ser Capital de la Provincia de La Mancha a ser Capital de la Prefectura de los Ojos del Guadiana. Aunque nunca pasó del Decreto a ser una realidad.

 El 17 de mayo de 1813 se reunían en la iglesia de la Merced de Ciudad Real los Diputados a las Cortes de Cádiz de la Provincia de La Mancha.

El 16 de julio de 1813 entra en Ciudad Real el General Novillo al Mando de las tropas Españolas, tomando posesión formal de la Ciudad, tras el abandono de la Guarnión Francesa.

El 3 de agosto de 1813 era Proclamada la Constitución de Cádiz en la Plaza Mayor de Ciudad Real.

En el año 1833 fue creada la Provincia de Ciudad Real con los limites actuales, sustituyendo a la antigua Provincia de La Mancha, ésta nueva provincia será algo más pequeña que la anterior, que contenía partes del oeste de y sur de la de Albacete y norte de las de Córdoba y Jaén.

 En agosto de 1835 una Partida Guerrillera, al mando de Isidoro Mir, proclive al Partidario Carlista Carlos V, entró en Ciudad Real pero fue expulsada por la Milicia de Ciudad Real tras un combate.

El 11 de septiembre de 1835 varias Partidas Carlistas llegaron a sitiar Ciudad Real durante algunos días.

En 1837 en las cercanías de Peralbillo fue emboscada una patrulla de Caballería del Regimiento 2º Ligero del ejército acuartelada en Ciudad Real por una partida guerrillera Carlista.

En 1838 la Partida de los Almagreños denominada “Los Palillos” entró en Ciudad Real y fue rechazada con grandes bajas entre ambos bandos.

El 28 de mayo de 1840 tuvo lugar el combate más fiero por el intento de las Partidas Carlistas de tomar Ciudad Real, lo intentaron por la Puerta de Santa María y fueron rechazados por un cañón y la Milicia Local, retirándose los Carlistas a Miguelturra por la carretera de Miguelturra a la altura de la Puerta de Granada, allí salió la infantería y un cañón que se quedarón sólos a mitad del camino donde fueron arrollados y muertos por el contraataque de la Caballería Carlista.

En el año 1843, gracias al Regente General Baldomero Espartero, Ciudad Real inagura su primer Instituto Provincial de Educación, tras la petición del alcalde señor Maldonado y a la Desamortización del Convento de los Mercedarios Descalzos; tambien Hospital, pues el que el Cardenal Lorenzana había planificado para Ciudad Real era cuartel desde 1809. Se terminan en esta época las obras de la Iglesia de Santa María, que pronto sería Catedral.

En 1863 llega a Ciudad Real el ferrocarril y se secan gracias a él las lagunas Terreras, que eran un foco de infecciones y muertes, sobre todo infantiles en el cercano barrio del Perchel.

Llegada del Ferrocarril a Ciudad Real

En 1866 la Reina Isabel II visita Ciudad Real para conocer las obras de construcción del Ferrocarril Madrid-Badajoz. Se reconstruyen partes de la muralla y la Puerta de Ciruela para engalanar su visita, duerme en el Instituto que conserva pinturas de la visita. Se inaugura el nuevo Ayuntamiento obra de Sebastián Rebollar.

En 1874 la guarnición de la Milicia de Ciudad Real al mando del Conde de Balmaseda proclama a Alfonso XII Rey de España.

En 1875 Ciudad Real pasa a tener el Obispado del Priorato de las Ordenes Militares y la iglesia de Santa María pasa a ser la Sede de la Diócesis en 1877, en 1887 Ciudad Real se dota de Casino.

En 1878 se inaugura la Estación de Ferrocarril, que todavía existe en la Ronda del Parque.

En 1893 se inaugura el Palacio de la Diputación, en los terrenos de los antiguos Pósitos.

vista

En 1900 Ciudad Real contaba con 15.000 habitantes y era predominantemente agrícola y ganadera, con Feria de ganado provincial en agosto.

En 1905 en el III Centenario del Quijote visita Ciudad Real Alfonso XIII, de la cual se conserva este folleto.

folleto-de-la-visita-de-alfonso-XIII-a-ciudad-real-en-1905

Va a ser el primer tercio del siglo XX cuando Ciudad Real conocerá un progreso económico y social sin parangón desde su fundación, debido al nacimiento del Ciudad Real industrial, como el sector de la construcción; que dará a Ciudad Real grandes ejemplos de arquitectura moderna tales como la antigua estación de ferrocarril hoy museo ferroviario, el colegio de ferroviarios la “Ferroviaria”,  el Gran Hotel hoy hotel Alfonso X  o la remodelación de la Plaza Mayor añadiéndole en 1919 balcones a las viviendas.

En 1912 aterriza en Ciudad Real el primer aeroplano. En el día de la Aviación.

 En 1919 surgía la idea entre personalidades de Albacete y Ciudad Real un proyecto de unir sus intereses en la Región de La Mancha, para lo cual creaban una Bandera, un himno y un Estatuto, al que se unieron en los años 20 Cuenca y Toledo, pero que no llegó a fraguar por la Dictadura de Primo de Rivera que prohibió las Autonomías.

Exposición de la Bandera Manchega en el Casino de Ciudad Real en 1919Bandera de La Mancha presentada en el Casino de Ciudad Real en 1919 e Himno de La Mancha de 1927

Himno de La Mancha

 

  En la década de los años 20 Ciudad Real vivirá un gran crecimiento urbano al hilo de la bonanza económica de toda España. 

 

Cartel del equipo de fútbol de Ciudad Real Los 11 Negros en 1926 

En una remodelación urbanística importante será estrenado el Parque de Gasset que ya existía desde 1915 pero que ahora se verá acabado y renovado con la fuente de “La Talaverana”.  Fuente de la Talaverana

En 1922, en plena Guerra de Marruecos, Ciudad Real donaba un avión de tipo Caza al Ejército Español.

En 1927 el escultor ciudadrealeño Felipe García Coronado realizó la estatua de Miguel de Cervantes, que tanta fama le daría.

Cervantes

 

En 1929 será ajardinada La Puerta de Toledo.

También surgirá entre 1929 y 1931 la Ciudad Jardín, llamada entonces el barrio de “las Casas Limpias” o  de “las Casas Baratas” por ser el primero en el que algunas casas incorporaban sanitario y sistema de agua corriente, un barrio a las afueras de la ciudad, que en principio iba destinado a los ferroviarios y los ingenieros del ferrocarril. También la Plaza Mayor sentirá esta bonanza viéndose remodelada con la colocación de medallones alegóricos en las fachadas de las casas de “Los Portales Tristes”.

Plano de 1929 Plano de 1929

 

 Pero unos hechos que sucederán al final de este período vendrán a empañar tanta bonanza y marcaran gran parte del siglo XX de Ciudad Real. El 29 de enero de 1929 se sublevaba el Regimiento de Artillería de Ciudad Real luego de haberse puesto de acuerdo sus mandos con el Ministro de Defensa, el ciudadrealeño General Francisco Aguilera Egea y con los partidos políticos y sindicatos para convocar elecciones después de la Sublevación y acabar así con el Directorio Militar del General Miguel Primo de Rivera; la sublevación que debía haber sido nacional no tuvo éxito, sólo salieron a la calle los regimientos de Ciudad Real y Valencia, tras dos días de sublevación incruenta, el Regimiento se rendía a las tropas del General Orgaz que llegaban desde Madrid para arrestarlos.

 

 

 

  Las consecuencias de la Sublevación del Regimiento son desastrosas para Ciudad Real; Ciudad Real fue declarada Ciudad Rebelde por Primo de Rivera y con eso varias inversiones en infraestructuras que estaban pendientes, tales como carreteras y pantanos, quedaron postergadas a favor de otras localidades, el castigo desde el Gobierno del Directorio fue duro y ejemplarizante para toda España, prisión en castillo para los militares, incluidos algunos soldados de Reemplazo y pérdida del Regimiento para Ciudad Real que fue disuelto del Ejército y su Bandera llevada con un crespón negro signo de Traición al Museo Militar del que no saldría hasta el año 1983 en que le fue devuelta al Regimiento Rail 61, su heredero, en un acto de desagravio presidido por el Capitán General de la 1 Región Militar en la Plaza Mayor de Ciudad Real.

La década de los treinta no sería mejor, antes bien sería una continuación de la carrera hacía la destrucción, serán demolidos los tramos de muralla que quedaban en buen estado con sus torres en la ronda del Carmen y el Parque de Gasset, por sólo la construcción de la Casa de la Radio, en la calle Alarcos.

En la Guerra Civil, Ciudad Real vivirá sus horas más bajas. Viendo incluso su nombre cambiado por el de Ciudad Libre.

La Guerra comenzó con el tiroteo entre un grupo de Falangistas desde de la Fábrica de Corchos de la calle Calatrava esquina con la calle Elisa Cendreros y un grupo de Socialistas, con el resultado de varios muertos y heridos, tras esto vendría el largo rosario de asesinatos y fusilamientos durante el verano y el otoño del año 1936 y las represalías y de la primavera de 1939 después de acabada la Guerra.

En lo militar, en octubre de 1936 se formó en Ciudad Real cumpliendo las órdenes del Ministro de la Guerra, la 2 Brigada Mixta, una unidad militar de combate, formada por los ferroviarios de Ciudad Real, entonces de la empresa MZA, que fueron a luchar como infantería, junto con tropas de Madrid al frente de la Ciudad Universitaria.

Por eso, Ciudad Real perderá todo su tejido empresarial y socioeconómico, sufriendo la pérdida de más de 3.000 de sus habitantes de forma violenta, sin contar con las pérdidas en los Frentes de Combate; entre ellos la intelectualidad, así como gran parte de los empresarios y los obreros cualificados, quedando destruida la Vida Social de la ciudad por muchas décadas.

  Durante la Guerra, la población aumentó de forma desmesurada, pasando de 27.000 habitantes en 1936 a 40.000 habitantes en 1939, debido a las oleadas de refugiados de toda la provincia y también de la de Toledo, como por ejemplo la Zona de Combates de Talavera de la Reina.

Para una ciudad que ya tenía problemas de vivienda y salubridad fue un duro golpe para sus infraestructuras y su urbanismo, pues entre bombardeos y el mal uso de algunos edificios, algunos de los cuales como el Colegio de San José o el Convento de las Adoratrices fueron Hospitales Militares. Algunos de estos edificios quedaron tan dañados hubieron de ser demolidos.

También se perdió gran parte de los tesoros artísticos religiosos como el Portapaz del Uclés o varias tallas de la Semana Santa, además de la Imagen de la Patrona, la Virgen del Prado, que fue destruída por unos individuos de Miguelturra, 2 de los cuales se llevaron 2 arcas con los Tesoros de la Virgen y de la Catedral en un camión, o los inmensos destrozos artísticos que la Milicia Anarquista del Batallón Torres de Valdepeñas hizo en la iglesia de San Pedro, que llegó a usar de Garage y secadero de Bacalao, destrozo el coro, la silleria, el altar y el retablo de alabastro de la Virgen de Loreto de la Capilla de Alonso Coca. Fueron robados y parcialmente aparecidos muchos años después los libros registro del archivo de la parroquia de Santiago.

El final de la Guerra, no pudo ser más trágico ni más esperpéntico, en  un asalto combinado de anarquistas y socialistas, el 11 de marzo de 1939 tomaron al asalto el Palacio Episcopal, llamado “El Palacio Rojo” donde se habían hecho fuertes los comunistas, matando a su jefe Benigno Cardeñoso y fusilando en el huerto trasero a varios dirigentes, como sus odiadas hijas y un cuñado, el resto fueron detenidos y encarcelados en la Prisión de Ciudad Real. Pocos días después, la mañana del día 26, en una acción por sorpresa y a traición detuvieron a todos los jefes militares del Ejército de Extremadura que habían sido convocados en El Pilar, mientras tanto el general Escobar, jefe del Ejército de Extremadura, con Cuartel General en el Casino de Ciudad Real, se rendía en secreto al general Yagüe detrás del Matadero. Poco después de la llegada de la Legión al mando del general Yagüe, salieron 20 camiones cargados desde el Banco de España, situado en El Pilar, hacia la carretera de Toledo.

La posguerra va a ser larga y dura, llena de represión, represalías y chivatazos durante parte de los años 40.

Hubo gente que se enriqueció con lo robado durante la Guerra.

Será ya en la década de los años 60, cuando Ciudad Real experimente una gran expansión urbana que dejará despoblado el centro histórico, el ayuntamiento intentando contrarrestarlo prohibirá construir fuera de las rondas;  en ésta época serán derribados los últimos tramos de muralla medieval cerca de la Puerta de Toledo, que estaban en muy mal estado de conservación, conservándose tan sólo un pequeño lienzo de la Cerca del siglo XIII reconstruido en el siglo XIX en la Ronda de la Mata en las cercanías del Torreón. En esta etapa se vivirá una fiebre de construcción llamada Gigantismo, a imitación de Madrid y tambien por orden del Ministerio de la Vivienda, que llenará de bloques de pisos el centro histórico,  destruyendo 7 de las 10 Casas Señoriales que existían en Ciudad Real desde la Edad Media, también desaparecerá el Barrio de la Morería. A cambio surgirán barrios como el de Pío XII y los Ángeles, barrios obreros que junto a los Polígonos Industriales de la carretera de Toledo y la de Carrión darán a Ciudad Real carácter  industrial.

Con la llegada de la Democracia en 1975, se anula en 1976 la prohibición de celebrar el Carnaval, y en 1980 se vuelve a celebrar la fiesta de la Pandorga.

A partir de los años 80 y sobre todo con la llegada de la Universidad y su Rectorado en 1985 y del AVE en 1992,   Ciudad Real conocera un gran crecimiento de población, económico y social, una especie de “Renacimiento” o “Refundación”.  En 2008 Ciudad Real estrena su aeropuerto.

Ciudad Real hoy es una ciudad comercial con una población universitaria importante, a destacar por tener una gran población flotante de estudiantes Erasmus.

VIDEO CON LOS PRINCIPALES MONUMENTOS DE CIUDAD REAL

LA BATALLA DE ALARCOS 1195

Video explicativo de la Batalla de Alarcos

Un hecho decisivo en la Historia de España sucedió en Ciudad Real en el siglo XII en el año 1195, tuvo lugar en el cerro de Alarcos, a orillas del río Guadiana a 8 km de Ciudad Real por la carretera N-430, en pleno verano español, una de las batallas más decisivas y cruentas de la Reconquista.

 Castillo y cerro de Alarcos desde el sur

Durante la Baja Edad Media la zona de La Mancha, y en concreto la que hoy es hoy Provincia de Ciudad Real, se convierte en frontera entre la Andalucía musulmana y el Reino de Castilla.  

Es en este contexto es en el que  se produce la Batalla de Alarcos.

 Por su situación en el centro del camino entre Toledo y Córdoba, el cerro de Alarcos, fortificado con un castillo, se convierte en una posición geoestratégica. Que será disputada por ambos bandos.

 En el año 1147 el Rey de Castilla y León Alfonso VII toma la importante Fortaleza musulmana de Calatrava, en Carrión de Calatrava a unos 8 km de Ciudad Real, que era el centro más importante de la zona. Para defenderla, la encomienda a la Orden de los Templarios, que tras un tiempo la abandonan y es entonces cuando se crea la Orden Militar de Calatrava, que se encargara de repoblar y defender las tierras de La Mancha.

  Tras las incursiones por La Mancha y Andalucía del Arzobispo de Toledo Martín López de Pisuerga y cómo contestación, el Califa Almohade Abú Yusuf Yacub AlMansur (Yusuf II) contraataca y desde Sevilla vía Córdoba se encamina a Toledo, mientras tanto en Toledo el Rey de Castilla Alfonso VIII, prepara un ejército que marchará al sur a su encuentro.

Fue en mitad del camino, el 19 de julio de 1195, donde ambas fuerzas contendientes chocaron.

 Vista del Campo de Batalla desde el cerro de Alarcos donde estaría la caballería cristiana, en julio

Video explicativo de la Batalla:

 El ejército de del Califa Yusuf Al-Mansur estaba formado por voluntarios andaluces, Benimerines y la nobleza Almohade.  Su número se estima en unos 30.000
El ejército del Rey Alfonso VIII, estaba formado por mercenarios, los Caballeros de Toledo  los Caballeros de las Ordenes Militares de Calatrava y Santiago así cómo por Caballeros de la Orden Militar de Evora en Portugal con sus Maestres a la Cabeza. Su número se estima en unos 10.000 a los que habría que añadir otros tantos peones y sirvientes (Sargentos, Escuderos, pajes) y el tren de la Impedimenta, con varios cientos de personas entre niños, cocineros, aposentadores y camareras.
El núcleo del ejército musulman era su caballería ligera con arqueros
El núcleo del ejército cristiano era su caballería pesada con jinetes y caballos con armadura.
 Además los Almohades incorporaban dos adelantos tácticos muy importantes: La Ballesta masivamente y la Milicia o Movilización General de todos los hombres disponibles, lo que les daba superioridad númerica frente a los ejércitos cristianos de la Peninsula Ibérica, que estaban formados por Mercenarios y Militares profesionales tales cómo las Órdenes Militares y los Caballeros, pero que eran muy pocos en número en comparación.
 Por parte de las tropas almohades, en vanguardia se hallaban la milicia de
voluntarios Benimerines, Alárabes, Algazaces y ballesteros, que eran unidades
básicas y muy maniobrables. Inmediatamente tras ellos estaban Abu Yahya ibn Abi
Hafs (Abu Yahya) y los Henteta, la tropa de élite almohade. En los flancos, su
caballería ligera equipada con arco y en la retaguardia el propio Al-Mansur con
su guardia personal.
Ya’qub siguió los consejos del qā’id andalusí Abū ‘abd
Allāh ibn Sanadí y dividió su numeroso ejército, dejando que el ğund andaluz
(soldados de las provincias militarizadas) y los cuerpos de voluntarios del
ğihād sufrieran la embestida del ejército cristiano y que más adelante,
aprovechando la superioridad aplastante del ejército almohade, el agotamiento y
bochorno del ejército cristiano, atacaría con las tropas de refresco que
mantenía en reserva, la guardia negra y los almohades.
El califa le dio a su Visir, Abu Yahya Ibn Abi Hafs, el mando de la poderosa vanguardia: en la primera
línea de los voluntarios Benimerín. A Abu Jalil Mahyu ibn Abi Bakr, con un gran
cuerpo de arqueros y las cabilas Zeneta; detrás de ellos, en la colina antes
mencionada, Abu Yahya con el estandarte del Califa y su guardia personal, de las
cabilas Henteta; a la izquierda los árabes a las órdenes de Yarmun ibn Riyah, y
a la derecha, las fuerzas de Al-Andalus mandadas por el popular qā’id ibn
Sanadid. El propio Califa llevaba el mando de la retaguardia, que comprende las
mejores fuerzas Almohades (las comandadas por Yabir Ibn Yusuf, Abdel Qawi,
Tayliyun, Mohammed ibn Munqafad y Abu Jazir Yajluf al Awrabi) y la fuerte
guardia negra de los esclavos. Se trataba de un gran ejército, cuyos
efectivos el Rey Alfonso VIII había subestimado.
  En la madrugada del día 19 y tras esperar 1 día los refuerzos de sus aliados, la impaciencia y la imprudencia de Alfonso VIII, hizo que ordenase el ataque sin esperar a los reyes de Aragón, Navarra y León, que le hubiesen dado con sus tropas la superioridad numérica y posiblemente la victoria. Así tras un día esperando acampados en el cerro bajo sol abrasador de julio, con  sus pesadas armaduras y cotas de malla; los Castellanos tenían sed, y la comida escaseaba, ante el riesgo de enfermedades y bajas por el calor y temiendo que los musulmanes se reagrupasen, pues había sido engañando por Al-Mansur y pensaba que estos eran pocos y mal armados, ya que Almansur había escondido en cuevas en los cerros cercanos la gran parte de sus tropas. Ante esto, ordenó el ataque.
Puntas de flechas halladas en el campo de la Batalla.
Esqueletos cristianos en una fosa común a los pies de la muralla
Panel Explicativo Batalla Alarcos
 Vista del campo de batalla desde el lado cristiano, donde estaría la Caballería pesada cristiana.
Muralla de Alarcos desde fuera vista desde el este
Recreación de una guardia en la torre albarrana del castillo de Alarcos por parte del Grupo de Recreación Histórica de Ciudad Real “Alarcos”.

Grabado Medieval Lucha en Alarcos 

 Al principio la caballería Castellana al mando del Alférez Mayor de Castilla Don Diego López de Haro, cargó cerro abajo contra la infantería musulmana, que estaba en el llano, destrozándola y casí aniquilándola, causando grandes perdidas a los musulmanes, pero estos, tras un movimiento de sus Ballesteros y una salida desde sus escondites en cuevas en los cerros de alrededor de Alarcos, de fuerzas musulmanas con las que no habían contado los castellanos, iniciaron un violento contraataque.

La Batalla de Alarcos Gráfico de la carga cristiana cerro abajo

Tras rodear la caballería ligera musulmana a la caballería pesada Cristiana, en una maniobra de tenaza, según las crónicas, por completa sorpresa, las flechas de los arqueros turcos a caballo, causaron grandes estragos en la caballería castellana, pues estos con sus caballos armadas y cogidos entre el cerro y el rio, no podían literalmente moverse ni maniobrar y fueron, “cazados” y asaeteados, hasta que unos pocos pudieron retroceder y llegar al castillo ya muy tarde para reagruparse y contraatacar, pues los musulmanes habían rodeado tambien el campamento desde el cercano cerro a la derecha del de Alarcos y amenazaban con rodearlos totalmente y no dejar escapatoria hacia Toledo.

La lucha se prolongó desde el mediodía hasta la tarde, en que los musulmanes lograron penetrar en el campamento castellano, hasta la tienda del rey castellano, que estuvo a punto de perecer en la contienda.

Vista aérea del Castillo de Alarcos de este a oeste

Torre y foso seco del castillo de Alarcos, lado este

La MurallaMuralla de Alarcos vista desde el sur

El Rey Alfonso VIII tuvo que huir al galope hacia el castillo de Malagón tomando el camino de Villadiego y al día siguiente partío hacia Toledo, dejando al mando al Alférez de Castilla, Don Diego López de Haro, que se refugió con 5.000 de sus tropas en el castillo de Alarcos, para salvarse, tuvo que entregar 12 Caballeros como rehenes a los Almohades en señal de que pagaría el cuantioso rescate fijado por Al-Mansur. Los caballeros prisioneros fueron a parar a las mazmorras del castillo de Calatrava, hoy Calatrava La Vieja, en Carrión de Calatrava a 30 km de Alarcos. Portillo norte por donde quizás pudo escapar a Toledo el Rey Alfonso VIII.

En la batalla fueron capturados 3.000 prisioneros que fueron liberados, tras pactar el rescate,  además de permitir la retirada de las tropas castellanas.

 Fue una gran derrota para los Castellanos, sufriendo muchos muertos por una mala estrategia de Alfonso VIII y la sabia encerrona de los Almohades.

 Para los Calatravos su primera batalla fue una gran masacre, perecieron en combate cubriendo la retirada de su Rey gran número de sus Caballeros que desde ese día y en homenaje cambiaron su Cruz Negra por una Cruz Roja, por la sangre derramada, aunque esto no fue oficial en la uniformidad hasta principios del siglo XIV.

 Entre los castellanos que murieron en la batalla se encontraban los Obispos de Ávila, Segovia y Sigüenza, Ordoño García de Roda, Pedro Ruiz de Guzmán y Rodrigo Sánchez; así como los Maestres tanto de la Orden de Santiago, Sancho Fernández de Lemus, como de la portuguesa Orden de Évora, Gonçalo Viegas. El Maestre de Calatrava Nuño Pérez de Quiñones, pudo escapar.

Las pérdidas también resultaron elevadas para los Almohades. No sólo el Visir, si no también el jefe de los Benimerín.

Algunos cadáveres de los cristianos y sus cáballos fueron arrojados por los vencedores Almohades a una fosa común a los pies de la muralla.

Esqueleto cristiano

 Además, tras la derrota de Alarcos los enfurecidos musulmanes mataron a los habitantes de la cercana aldea del Pozo de Don Gil, hoy Ciudad Real, y asaltaron y mataron a los supervivientes Calatravos de la batalla que se habían refugiado en su Fortaleza de Calatrava, quedando esta en poder musulman.

 Esta derrota retrasó la Reconquista y se vio vengada con la victoria de la Batalla de las Navas de Tolosa en el año 1212.

Como curiosidad, la Giralda, torre de la Catedral de Sevilla, entonces Mezquita, fue terminada con el dinero del rescate obtenido por el Califa Almohade Yusuf II en su victoria de Alarcos.

 

 BIBLIOGRAFÍA:
-Crónica Latina de los Reyes de Castilla. 1984. Ed. Luis Charlo Brea.
– Alarcos, El Fiel de la Balanza. Francisco Ruíz Gómez. 1995.
-Los Orígenes de las Órdenes Militares y la Repoblación de los territorios de La Mancha (1150-1250). 2003
– La Evolución del Armamento Medieval en el Reino Castellano-Leonés y Al-Andalus (Siglos XII-XIV). Soler del Campo A. 1993
 
 
 
 

The History of Ciudad Real

Vista Aérea desde el Sur 

  Ciudad Real is a quiet and cheap small comercial and University town in the heart of La Mancha 200km south from Madrid.

The History of Ciudad Real (Royal Town) began on February 20th 1255, when the King of Castile and Leon Alfonso X created by “Carta Puebla” (Magna Carta) a small village called Villa Real near Toledo.

Carta Puebla

The project was to have a commercial and administrative center of the Crown in the middle of the territories of the powerful Military Orders, specially The Calatrava Order.
For the new Village,  Hi ordered to built a wall around it, in the form of an oval, with seven Gates, giving privileges to its population.

Santiago’s church tower, and Alarco’s church.

CIMG0083Fachada

cropped-22-4-2015.jpg

The Toledo’s Gate of Ciudad Real from 13th Century

In the year 1420 the King of Castile and Leon Juan II, gave it the title to Ciudad Real (Royal Town).

Cerca y TorreThe Walls of Ciudad Real
In 1451 born in Ciudad Real, Hernán Pérez del Pulgar, a famous Military and conqueror in the War of Granada against te Muslims.

In the year 1691 was created the Province of La Mancha, with its capital city in Ciudad Real.

 In 1755 the earthquake of Lisbon destroyed several of the buildings.
In 1796 was open the Hospital of Ciudad Real.Ciudad Real’s old Hospital, now the University of Castilla-La Mancha. Vista
In 26th mars 1809 the napoleonic army held Ciudad Real, after a battle between the Napoleonic Army and Spanish Army in Ciudad Real, see “The battle of the Guadiana Bridges in Ciudad Real in 1809” , after the spanish defeat Napoleonic troops held Ciudad Real and using its Hospital as cavalry HeadQuartier and Barracks. Now it’s the Rector facilities of University of Castilla-La Mancha.
  In the year 1875 the church of Santa María del Prado is consagred Cathedral of Ciudad Real.
The Cathedral of Ciudad Real
In 1905 during the Acts of the III Centenary of Don Quichote Publication, the King of Spain Alfonso the XIII visited Ciudad Real for an exhibition at the Casino.
The late twenty Century, Ciudad Real experimented a significant growth with the arrival in 1985 of the University of Castilla-La Mancha, also with the arrival of the High Speed Train whit Madrid, AVE, in 1992.
AVE train travels from Madrid to Ciudad Real every hour. In Ciudad Real you can study a Grade in Spanish Language (ELE) in the Castilla-La Mancha University or the Grades in Medicine, Civil Engineering, History, French and Law.