LA SANTA HERMANDAD DE CIUDAD REAL

 
En el año 1300 fue fundada la Santa Hermandad por las ciudades de Toledo y Talavera de la Reina, como la unión de la defensa de los intereses de Colmeneros de Toledo y Talavera de la Reina que eran atacados constantemente por bandidos en los Montes de Toledo.
La Santa Hermandad nacía así como una agrupación de habitantes de los municipios armados y pagados por los Concejos municipales, para perseguir a los delincuentes en sus términos municipales. Esta institución ha sido entendida como un instrumento para garantizar el orden público, así como el embrión del ejército regular, sobre todo a partir de 1480.

En el año 1302 se unió Villa Real (Ciudad Real) a la Santa Hermandad.
El Rey Fernando IV de Castilla y León les concedió el “Derecho de Asadura”, que consistía en cobrar en carne de cada manada o ganado que pastaba en los Montes de Toledo o pasaba por ellos. Carlos I les concedió las Penas de Cámara. Además la Santa Hermandad, poseía dos tiendas en la Plaza Mayor de Ciudad Real.
La Santa Hermandad fue refundida por los Reyes Católicos en 1476 con el nombre de Real Hermandad General, desde entonces se conocería a la Santa Hermandad de Talavera, Toledo y Ciudad Real como la “Santa Real Hermandad Vieja”, para garantizar la seguridad de los caminos de España. El Papa Celestino V le concedió el Titulo de Santa, pasando a llamarse Santa Real Hermandad de Vieja de Toledo, Talavera y Ciudad Real.
Escudo de la Santa Hermandad de Ciudad Real en el siglo XVIII

Escudo de la Santa Hermandad de Ciudad Real
La Santa Hermandad, tenía jurisdicción para perseguir a los delincuentes que hubieran delinquido dentro de su demarcación en todo el campo de España, menos dentro de las ciudades, que tenían su Fueros propios y sus propios Alguaciles, lo que les obligaba a entregar a los delincuentes a la Santa Hermandad.
Según la Real Cédula de los Reyes Católicos de 1494, las sentencias podían apelarse ante el cabildo de la Hermandad y, en segunda instancia, ante el Consejo, prohibiéndose acudir a los corregidores u otras instancias de la jurisdicción ordinaria. En la práctica, sobre todo en el siglo XVIII, las apelaciones nunca se efectuaron ante el Consejo de Castilla sino ante la Chancillería de Granada. Fueron frecuentes las colisiones entre las jurisdicciones de la Hermandad, las ordinarias y específicas (el Real Concejo de la Mesta).
La Hermandad de Ciudad Real ha estado históricamente reconocida a su celeridad en la ejecución de sus sentencias; sin embargo, la fórmula de ejecución de la pena capital por asaetamiento con ballestas fue abolida muy por el Rey Carlos I en 1532, siendo sustituida por la horca. Quedando penas como las de jaulas situadas en Peralbillo, son excepcionales pero refuerzan la leyenda popular de dureza del cuerpo de ahí su aparición en el siglo XVII en el Quijote en más de una ocasión. Más frecuentes fueron las condenas a remar en Galeras, con el Rey Felipe II, a las minas y arsenales de la Armada, como las de Almadén o el de Cartagena y ya en el siglo XVIII las penas de destierro y azotes, que podían ir acompañados de condena a 2 años en Galeras, de ahí el dicho de “Pringado”, pues antes de los azotes untaban el hombro derecho del sentenciado con aceite y luego lo quemaban con una soga incandescente, así se diferenciaba a un condenado a Galeras.

Dibujo de un Cuadrillero de la Santa Hermandad de Ciudad Real en el siglo XIV
La Puerta de Toledo. Cuadrillero de la Santa Hermandad
En Ciudad Real, desde finales del siglo XV y hasta el año 1934, existió la cárcel de la Santa Hermandad de Ciudad Real en la calle Ruiz Morote, el edificio fue derruido en los años 50 para construir en su lugar la Delegación de Hacienda. Enfrente de dicha cárcel se encuentra la iglesia de San Pedro, a cuya Puerta del Perdón le da nombre la costumbre de solicitar la noche antes de la ejecución de un reo, el dinero para su entierro así como el perdón para su Alma, por parte de una Cofradía, que ponía una mesa para recaudar el dinero debajo de dicha puerta. Compuesta en las ciudades por Cuadrillas, integradas por: Cuadrilleros, Ballesteros y Capitanes, y gobernados por dos Alcaldes, en Ciudad Real su número era de 50 Hermanos. Su uniforme, compuesto de casaca con mangas verdes, dio lugar a la expresión «A buenas horas Mangas Verdes», que quería decir que alguien llegaba cuando todo había pasado. En caso de guerra, la Santa Hermandad actuaba como parte del Ejército del Rey.

Portada de la antigua Prisión de la Santa Hermandad

Portada de la Prisión de la Santa Hermandad de Ciudad Real en 1934, la puerta de madera se conserva en como adorno exterior de un taller en el Parque Arqueológico de Alarcos, a 8km del centro de Ciudad Real, pues fue hasta 1992 la puerta del Santuario de la Virgen de Alarcos después de la guerra civil.
Antigua Puerta del Recinto de la Ermita de Alarcos en el siglo XIX 1489-1989
Foto del autor en 2011
La Santa Hermandad gozó de prestigio en la sociedad ciudadrealeña, la prueba está en el deseo de muchos ciudadrealeños de incorporarse a ella, quizás para un ascenso económico o un deseo de relevancia social, pues para ingresar había que acreditar, entre otros, ser de buena familia y no haber delinquido. Los Reyes Católicos la eximieron de pagar algunos tributos y sus miembros estaban excluidos de los sorteos de Quintos para realizar el servicio de Milicias. Uno de sus mayores éxitos fue que aunque fuera de los Montes de Toledo, Talavera y Ciudad Real había constituido un fracaso en su implantación en toda España, en su jurisdicción impuso el Orden y la Ley. Su declive comenzó en el siglo XVIII cuando en el año 1762 el Rey Carlos III dictó normas muy estrictas sobre sus actuaciones, ámbito jurisdiccional y títulos de Cuadrilleros, pues este cuerpo entraba en conflicto jurisdiccional y de despliegue con su recién creado Cuerpo de Escopeteros Reales, que luego sería el de Carabineros Reales. Su desaparición fue mediante un Real Decreto de disolución de la Reina Isabel II el 7 de mayo de 1835 tras la votación de las Cortes en 1834 y sus competencias absorbidas por la los Carabineros Reales, Policía y el Cuerpo de Migueletes, hasta la creación en 1844 del Cuerpo de la Guardia Civil.
La Santa Hermandad actuaba en caso de robos, asesinatos, violaciones, fugas de presos, incendios o destrozo de colmenas, así como en cualquier delito cometido en el campo, aunque desde el siglo XVIII sólo tenía jurisdicción en los delitos cometidos dentro de su territorio. Teniendo facultad de juzgar y condenar a muerte a los reos en el propio campo. En el caso de Ciudad Real, se ajusticiaban por ahorcamiento en la aldea de Peralbillo los presos provinciales o de Talavera de la Reina y Toledo, hasta el año 1820 en que se ajusticiaron en la “Torre del Cubo” que se alzaba enfrente del cementerio y cerca de la Puerta de Toledo los de Ciudad Real.

Bibliografía:
«Algunas reflexiones sobre la Santa Hermandad» Martínez Ruiz, Enrique , Cuadernos de Historia Moderna, nº 13 (1992), Universidad Complutense
La Santa Hermandad en Talavera de la Reina , Luis Jiménez de la Llave. Alicante : Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2006
Archivo Histórico Nacional.

 

 

Anuncios

3 comentarios

  1. Quisiera saber si existe en Ciudad Real alguna organización cultural de cuadrilleros o ballesteros.

    Saludos. Salvador.

  2. Quisiera saber si existe documentación sobre la Santa Hermandad. Gracias.

    • Hola,
      Existe documentación sobre la Santa Hermandad Vieja de Talavera de La Reina, Toledo y Ciudad Real;
      En los Archivos Municipales de Talavera de La Reina, en el de Toledo y en el de Ciudad Real.
      Así cómo en el Archivo Histórico Nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: